Português
Tamanho da Letra: [A-] [A+]

Almacén del Zé: ¿de quién es el Pre-sal?

Publicado por José Alves en Almacén del Zé, Energía, Finanzas Públicas
data: 08/09/2009

Las personas que tienen una capacidad mental mediana buscan acompañar los acontecimientos y son obligadas a prestar atención a los íconos de la “gran prensa”, esa gente que “se encuentra” con derecho a hablar lo que se les dé la gana. Hay asuntos que se van desarrollando y terminan por hacerle caer la teja a alguien y las cosas se van arreglando, aunque tome algún tiempo. Pero hay asuntos en que la idiotez solo va aumentando y es necesario que usemos este instrumento democrático que es internet para cuestionar ciertos consensos que se van consagrando, burros como toda unanimidad.

Estoy cada vez más impresionado con esta discusión en la prensa brasileña sobre la explotación del petróleo en el llamado “Pre-sal”. Primero, confieso que tuve mucha dificultad de entender por qué se habla de Pre-sal. El prefijo “pre” significa “antes”. Como los humanos estamos sobre esta capa de sal y el petróleo en cuestión está abajo, pensé que debería ser pos-sal, pero los geólogos fueron clasificando las capas a partir del núcleo del planeta, y ese petróleo está en la capa llamada sub-sal o pre-sal.

Pero afuera las conversaciones de los que querían crear la “Petrobrax” para ser privatizada, reclamando del estatismo de la propuesta del gobierno, existe un debate surrealista entre estados “productores” y “no productores”. Ahí pregunto para usted que tiene una inteligencia mediana como la mía: ¿quiénes son esos estados productores? Por la Constitución Federal los estados costeros tienen jurisdicción sobre el territorio de las islas no federales, pero no hay ningún marco legal que afirme que la plataforma continental pertenezca a los estados costeros. La plataforma marítima es una jurisdicción federal y está sobre la exclusiva responsabilidad de la esfera federal.

Por lo tanto, todo el petróleo extraído de la plataforma marítima está en territorio federal, o sea, no pertenece a ningún estado confederado. Si hubiera alguna codicia o amenaza externa de la actividad de extracción de petróleo en la plataforma marítima, las fuerzas de los estados costeros no tendrán ninguna responsabilidad en la defensa de la soberanía brasileña sobre esas aguas, sino que solamente las fuerzas federales. Si el gobierno federal compra a los franceses tales submarinos, cazas o helicópteros, no serán los estados costeros los que van a pagar la cuenta, sino el gobierno federal, con recursos recaudados de los ciudadanos de los estados costeros y no costeros sin discriminación. Por lo tanto este concepto de “estados productores” es una farsa. Dichos estados no contribuyen absolutamente en nada con esta actividad, y punto final. La única cosa que ellos han producido bien es marketing, ya que su discurso contagió a  la “inteligencia superior” de los grandes medios de comunicación.

Compartilhar este Artigo

Leia mais artigos em Almacén del Zé Energía Finanzas Públicas

José Alves - Jornalista, residente em Belo Horizonte - MG
Comentário
  1. Prezado José Alves,
    Concordo plenamento com seu ponto de vista. É estranho que governadores do Rio, Espírito Santo e outros “estados produtores” reivindiquem, e cheguem seus governadores até mesmo a chorar diante das câmeras por lhes terem “tirado” “seus” royalties, que segundo eles foram estabelecidos a título de indenização pelos impactos ambientais causados em seus estados, em virtude da exploração do petróleo. Primeiro: a trezentos quilômetros de distância qualquer possível impacto — caso houvesse — se abriria num angulo tão largo até o litoral e se disseminariam tanto que atingiriam, em quantidade mínima, um número muito maior de estados. Segundo: Já é uma benção para os chamados estados “produtores” por já alojarem se não toda, mas parte do apoio infra-estrutural dessas plataformas, o quê faz com que se se canalizem, naturalmente, investimento e recursos operacionais para esses estados, que sem as plataformas de exploração, não os teriam.
    Sempre achei um absurdo este movimento dos estados “produtores” por quererem, a todo custo, manter um sistema de royalties que se iniciou de forma errada, e que nada continha que justificasse sua manutenção. Achei extremamente branda a resposta dos políticos — “justificado” por ser véspera de eleições — e sobretudo da imprensa “forte” que por ter suas sedes em poderesos estados “produtores” se alinhou aos protestos indevidos, engrossando seu protesto.
    Gostei do seu artigo.
    Um abraço
    Carlos Foscolo

Deixe um comentário