Português
Tamanho da Letra: [A-] [A+]

La organización de los más pobres como antídoto a la violencia

Publicado por Jésus Lima en Seguridad Pública
data: 14/10/2009

La solución del problema de la violencia en Brasil pasa necesariamente por la organización política de la sociedad, especialmente de la población más pobre, que necesita participar más de las decisiones, de la búsqueda de soluciones para los problemas que le afligen, principalmente la falta de seguridad. Si los más pobres participan efectivamente de la distribución de los recursos públicos, el problema de la violencia urbana tendrá una mejora sustancial. Pues, si es por causa de la pobreza que la violencia se expande, paradojalmente, es por medio de la organización de los más pobres que ese problema será resuelto. Es el suero antídoto presente en el veneno de la serpiente.

¿Cómo los pobres pueden participar? El estado necesita ser militante e incentivar la organización de los más necesitados, pues todo pasa por la política y somos animales políticos, como anunció Aristóteles. Y fue ese el trabajo desarrollado por la prefectura de Betim, Minas Gerais, donde fui prefecto entre los años 1997 y 2000. La población desarticulada fue convocada a organizarse por cuadras y a incrementar las decisiones del poder público.

Los habitantes comenzaron a reunirse con sus vecinos de las cuadras donde vivían. Un equipo de la prefectura fue estructurado para convocar a la población a participar de las reuniones en cada cuadra. La prefectura consiguió hacer que la población se reuniese por cuadras en el 85% de la ciudad. Esas reuniones acontecían en los lugares donde las personas encontraban más conveniente: un galpón, un garaje, debajo de un poste, en la calle, un sitio eriazo, etc.

Después de electo, el representante de los vecinos recibía un carné que era el documento de acceso facilitado a los secretarios municipales, administradores regionales y también al jefe ejecutivo. Inclusive, trimestralmente el prefecto se reunía con los representantes para discutir los problemas de la ciudad. Ese proyecto fue denominado CEIA, Centro de Encuentro e Integración de Acciones.

Ese trabajo involucró principalmente a las mujeres más pobres, habitantes de villas, favelas y barrios. Fue como si ellas hubiesen conquistado una nueva ciudadanía, pues pasaron a tener voz en las cuadras donde vivían. Ellas eran reconocidas por los vecinos como si fuesen las prefectas de las cuadras: cuidaban de la basura puesta fuera del horario y de lugar; cuidaban de los niños que estaban en el Programa Bolsa Escuela; vigilaban la cuadra en caso de que personas extrañas circularan la región, pero, sobre todo, convocaban a sus vecinos para participar de las reuniones del Presupuesto Participativo y de los consejos sectoriales de políticas públicas.

El problema que tuvo una gran mejoría con esa estrategia de incrementar la organización popular fue el aumento de la seguridad pública. Por parte del poder público estatal, policías militares fueron puestos a disposición de  la prefectura para ayudar en la realización de ese trabajo y, por parte de la sociedad civil, un grupo de representantes de las cuadras fue formado solamente para participar de las discusiones de la seguridad pública de la ciudad. Verdaderamente comenzó a haber una asociación efectiva de confianza entre los agentes policiales escogidos para acompañar el trabajo y a los habitantes de los barrios. Hoy, la población no confía en la policía y tampoco la autoridad policial confía en la sociedad.

Así, los pobres fueron inducidos a organizarse y, de a poco, ellos fueron ampliando su espacio de ciudadanía, auxiliando en las decisiones y en la distribución de los recursos públicos. La autoestima de esas personas aumentó y ellas comenzaron a ver la importancia de su organización y participación. Lo más importante es que hubo una mejoría en el conjunto de las políticas públicas y no solo en el asunto de la seguridad, pues el todo es mayor que la suma de las partes, decía el filósofo alemán Hegel. Y fue eso lo que comenzó a florecer en Betim, el espacio público pasó a ser cuidado por los propios habitantes. En el momento que un extraño era visto andando por las calles, inmediatamente la policía ya estaba cerca. Cuando un camión de basura se atrasaba, en el mismo instante, el reclamo llegaba a las autoridades competentes. Y así, comenzaba a construirse una nueva polis, una ciudad de confianza y de paz.

Compartilhar este Artigo

Leia mais artigos em Seguridad Pública

Jésus Lima - Funcionário de carreira do MDS, Ministério de Desenvolvimento Social e Combate à Fome, é ex-prefeito de Betim-MG e ex-deputado estadual PT-MG. Residente em Brasilia - DF.
5 Comentários
  1. Cezarina da Silva Almeida /Ribeirão das Neves - MG

    Caro companheiro Jésus,
    O que esta acontecendo com o nosso partido? Parece que as politicas públicas não têm mais importância. Eu sou moradora da cidade de Ribeirão das Neves,e fiz parte da gestão municipal durante dois anos e me decepcionei muito com os dirigentes estaduais do PT,que em epoca da campanha para vereador vieram aqui e ainda vêm, mas passam por cima dos presidente do partido. Só reconhecem o prefeito, mas não dando a mínima para o partido e quando estavam em plena campanha parecia que o partido não tinha nehum valor. Sabemos que isso ainda acontece. Eles marcam almoço aqui, mas quando ficamos sabendo já aconteceu. Companheiro, volto a te perguntar, o que esta acontecendo com o nosso PT?
    Saudações de quem ainda acredita no ideal do PT.

  2. Leonildo Ferreira Lopes

    Companheiro:

    É com grande satisfação e apreço à sua pessoa, que tomo a liberdade de comentar um artigo de tamanha importância para todos aqueles preocupados com a organização popular, não só dos mais pobres mas tambem daqueles que são excluidos das decisões de nossos governantes, pois somente atraves da organização de todos é que chegamos a conquistar todas as lutas de cunho popular que a historia nos mostrou, como “O petroleo é nosso”, “Diretas já”, etc….. todas as conquistas sociais de nosso país so foram possíveis através dos movimentos organizados. Parabenizo voce pela sua historia de luta para fomentar todos segmentos da sociedade a se organizar. Um abraço.

  3. André Vilaron/ Brasília/ natural do Rio de Janeiro

    Gostaria de parabenizar a iniciativa do metro.org.br de trazer contribuições tão importantes para o debate democrático.
    Este artigo do Jésus traz o relato de uma iniciativa seminal de gestão pública municipal que, de tão contundente, parece ter sido também simples. Ou, de tão simples, mostrou-se incrivelmente grandiosa. Porque é a partir desta simplicidade que está nas grandes ações de políticas públicas inclusivas e que está na proatividade daquelas pessoas mais simples que é chamada a mostrar seu papel social relevante, que serão feitas as grandes transformações sociais, fundamentais para o nosso País.

  4. Grande abraço ao brilhante amigo Jesus. Em termos de segurança ouve-se inumeras imbecilidades, a ultima moda agora é o monitoramento por cameras colocados em locais estrategicos. Na verdade esses equipamentos protegem os ricos e empurram a marginalidade para as periferias fora do foco das lentes. A unica forma de monitorar toda a cidade ao mesmo tempo seria atravéz do foco do olhar de cada cidadão, cada um monitorando sua rua, sua casa, seu vizinho enfim, tudo que se passa ao seu redor, como foi proposto e realizado na epoca do Jesus na Prefeitura de Betim, particularmente defendo que deveriam ser criadas, com o apoio do poder publico, uma rede de informantes que seriam premiados ao prestarem informações relevantes. A policia não tem recursos humanos para infiltrar seus agentes em todos os bolsões de criminalidade e um patrulhamento participativo seria ideal. Grande abraço.

  5. Carla Marcia - Nova Iguaçu - RJ

    Procurei me informar um pouco mais sobre esse projeto CEIA de Betim. Fiquei sabendo que o mesmo foi implantado via Secretaria municipal de saude, e que as pessoas eram atraidas para participar ao receberem um cartão de atendimento medico na rede municipal. Sugiro ao autor que detalhasse melhor inclusive dizendo se deverá ser retomado, já que o mesmo partido do Jesus Lima que é o PT está agora de volta na prefeitura.

Deixe um comentário