Tamanho da Letra: [A-] [A+]

El otoño brasilero – parte 3 – La revolución social, cultural y ecológica

Publicado por Nádia Campos en Ciudadanía
data: 09/07/2013

El gobierno federal del PT, que completó 10 años, divulga orgullosamente la ascención social de personas pobres por las políticas de bonos, empleos y financiamientos que permiten un mayor acceso al consumo. El lado bueno es que los gobiernos anteriores tenían directrices que no permitían esta ascención y perpetuaban una desigualdad absurda. El lado malo es que el gobierno actual todavía no muestra ninguna propuesta que vaya más allá de esto. Es fundamental que las necesidades humanas básicas estén garantizadas, esto nadie lo puede negar. Pero, ¿cuál es el plano de aquí en adelante? El consumismo desenfrenado no hace a nadie más feliz y perpetúa el colionalismo de las grandes corporaciones. Los niños tienen derecho a una educación que las desafíe y les despierte interés por el mundo del conocimiento, para que puedan recorrer sus destinos en plena libertad. Todos los temas son interligados. SALUD, por ejemplo, es un tema amplio y significa mucho más que servicios médicos. Igualdad social tiene mucho que ver con la cultura y educación, ya que depende de valores y prácticas altruistas y solidarias, antagónicas a la ambición, injusticia y explotación. Nuestra prioridad nacional debe ser más el FIB (Felicidad Interna Bruta) que el PIB. Cultura ¿Brasil, un país, una nación demarcada por una línea imaginaria inventada por quién? Cuándo? Enormes desafíos, el territorio también. La naturaleza, la abundancia. Agua, tierra, mar, sierras, animales raros en extinción. Bosques, pueblos, culturas, tradiciones, diversidad, mezcla de razas. ¿En qué nos parecemos tanto, hermanos latinoamericanos? África honrada, nuestra madre. Somos un pueblo, más allá de la nación. Podemos ser la cuna de abundancia para acoger la nueva consciencia de lo local, de lo global, de lo universal. Red que se extiende, arrulla su destino por sueños de paz en cabezas y corazones. Ecología Sutentar, sustento, sostenibilidad. Términos de moda, tan importantes que se van banalizando, como la palabra AMOR. Quién ya reflexionó sobre la importancia de estar VIVO. Respirar, ver, sentir, oler, caminar, hacer el amor, amar. La palabra ecología pide coherencia con nuestra búsqueda individual del “Punto de Mutación”. ¿¿Cuántas son nuestras posibilidades?? ¿Qué es evolución? ¿Qué viene después de la muerte? ¿Cuál es el sentido de la VIDA? ¿Cómo podemos cuidar mejor de los recursos naturales que mantienen la VIDA? Si una especie viva se extingue, ¿qué es lo que eso significa? ¿Cuál es el límite del planeta? ¡¡¡BIENvenido, NUEVO PARADIGMA!!!

Compartilhar este Artigo

Leia mais artigos em Ciudadanía

Nádia Campos - Cantora, compositora e arte-educadora.
Deixe um comentário