Tamanho da Letra: [A-] [A+]

Montando piezas de un rompecabezas

Publicado por Editor en Castaneda y Don Juan
data: 03/09/2019

El poder de la recapitulación es lo que resuelve toda la basura de nuestras vidas y lo trae para la superficie.

Los brujos creen que a medida que recapitulamos nuestras vidas, todos los escombros llegan a la superficie. Percibimos nuestras inconsistencias, nuestras repeticiones, pero algo en nosotros coloca una tremenda resistencia para que recapitulemos. Los brujos dicen que el camino queda libre solamente después de una revolución gigantesca, después de aparecer en nuestra pantalla de memoria un evento que nos afecta profundamente con una claridad de detalles aterrorizadora. Es el evento que nos arrastra al momento exacto en que vivimos. Los brujos llaman conductor a aquel evento, porque de ahí en adelante cada evento que mencionamos es revivido y no simplemente recordado.

Caminar es siempre algo que precipita las memorias. Los brujos antiguos creen que todo lo que vivimos lo almacenamos como una sensación en la parte posterior de nuestras piernas. Consideraban a la parte posterior de nuestras piernas como el almacén de la historia personal del hombre. Por lo tanto, vamos ahora a caminar en las montañas.

Después de una buena caminata estarás listo para comenzar esa maniobra de los brujos de encontrar un conductor: un evento en tu vida que recordarás con tal claridad que servirá como lámpara para iluminar todo el resto de tu recapitulación con la misma claridad, o con claridad comparable. Haz lo que los brujos llaman montar las piezas de un rompecabezas. Alguna cosa te llevará a acordarte del evento que servirá como tu conductor. Dedícale a eso lo mejor de ti. Haz lo mejor que puedas.

Contar minuciosamente eventos es mágico para los brujos. No es sólo contar historias. Es ver la trama por bajo de los eventos. Esa es la razón porque ese relato es tan importante y vasto.

El único comentario que puedo hacer es que los guerreros se dejan llevar. Van donde el impulso los lleva. El poder de los guerreros es estar alerta, obtener el máximo efecto con el menor impulso. Y sobre todo, el poder de ellos consiste en no interferir. Los eventos poseen una fuerza, una gravedad propia, y viajeros son sólo viajeros. Todo a su alrededor es sólo para sus ojos. De esa forma, los viajeros construyen el significado de cada situación, sin nunca preguntar por qué ocurrió de esa manera.

Compartilhar este Artigo

Leia mais artigos em Castaneda y Don Juan

Editor - O editor coleta noticias interessantes e publica para informação dos leitores.
Deixe um comentário