Tamanho da Letra: [A-] [A+]

Confucio – Frases – Parte 6 – Ironía, Justicia y Muerte

Publicado por Editor en Confucio
data: 11/07/2012

 

Ironía

Las naturalezas de los hombres son parecidas; son sus hábitos adquiridos lo que los alejan.

De nada vale intentar ayudar a aquellos que no se ayudan a sí mismos.

Cuando vayas a atacar a alguien por venganza, prepara antes dos fosas.

No hay cosa más cínica que el consejo cuya aplicación sea imposible.

Nada es bastante para quien considera poco o suficiente.

Aquél que estima el oro más que a la virtud, ha de perder ambos.

No son las malas hierbas las que sofocan el buen grano, sino la negligencia del cultivador.

Aquél que dice que puede y aquél que dice que no puede, ambos tienen razón.

¿Cuál sería tu edad si no supieras cuántos años tienes?

Justicia

Del uso de la fuerza a la injusticia hay sólo un paso.

Un beneficio tiene por respuesta un beneficio.

No se vengue, que de la venganza viene el arrepentimiento.

Matar a un hombre para salvar el mundo no es actuar para el bien del mundo. Inmolarse a sí mismo, eso es actuar bien.

Cualquiera puede juzgar un crimen tan bien como yo, pero lo que yo quiero es corregir los motivos que llevaron a que se cometiera ese crimen.

El gobernante debe cuidar de evitar los crímenes, para no ser obligado a castigarlos.

Sobre la Salud, la Vida y la Muerte

Quien de mañana comprendió las enseñanzas de la sabiduría, en la noche puede morir contento.

Quien no sabe lo que es la vida, ¿cómo podrá saber qué es la muerte?

¿Para qué preocuparnos con la muerte? La vida tiene tantos problemas que tenemos que resolver primero.

Aprende a vivir como debes y sabrás morir bien.

Los hombres pierden la salud para juntar dinero, y después pierden el dinero para intentar recuperar la salud. Por pensar ansiosamente en el futuro, olvidan el presente, de tal forma que acaban por no ver ni el presente ni el futuro.

Viven como si nunca fuesen a morir y mueren como si no hubiesen vivido.

Cuando los médicos divergen, el paciente muere.

Cuando naciste, a tu alrededor todos rieron, sólo tu llorabas. Vive de tal modo que en la hora de tu muerte todos lloren, sólo tu rías.

Compartilhar este Artigo

Leia mais artigos em Confucio

Editor - O editor coleta noticias interessantes e publica para informação dos leitores.
Deixe um comentário