Arquivo do Autor

Las Bodas del Tío Bené – Parte 4

Publicado por Tarzan Leão
Data da publicação: 22/11/2010

Dos meses después de llevar a Elisangela para su casa, un solo comprimido de Viagra ya no surtía ningún efecto en Benedito. Fue cuando él decidió aumentar la dosis, aunque él sabía que era cardiópata. La primera vez que tomó dos comprimidos, los efectos colaterales ya le avisaron que alguna cosa podría resultar mal. Dolor de cabeza, rubor facial y de ojos, congestión nasal, baja de presión arterial, mareos y distur...

Las bodas del tío Bené – Parte 3

Publicado por Tarzan Leão
Data da publicação: 12/11/2010

“Fallar en la cama, cualquier hombre falla. Pero fallar dos o tres veces, ya no es normal”, dijo Kátia con aire de preocupación cuando Elisangela le contó sobre las repetidas veces en que Benedito no pudo responderle en la cama. “Cuando no usa Viagra, no funciona el pobrecito”, agregó Elisangela riendo. “Por lo visto, hiciste un pésimo negocio Elis”. “Claro que no. Él cuida de mis padres y dijo que va a con...

Las Bodas del Tío Bené – Parte 2

Publicado por Tarzan Leão
Data da publicação: 05/11/2010

¿Será el Benedito? “Eso acontece, mi amor”, dijo Elisangela para consolar a su marido que no podía esconder su frustración por haber fallado en la noche de nupcias. “Fue la primera vez que eso me aconteció”, se defendió Benedito. “Puede haber sido tanta emoción, mi angelito. Cuando vi ese cuerpo escultural, las carnes duritas, sin estrías, sin ninguna celulitis, esos pechos empinados, mi corazón se disparó....

Las bodas del tío Bené

Publicado por Tarzan Leão
Data da publicação: 28/10/2010

“No tengo nada más que hacer, lo único que me queda es recurrir al Viagra”, dijo Benedito, lleno de sudor, después del quinto intento de hacer el amor con Elisangela, su nueva mujer. Después de que dejó a su esposa, con quien estuvo casado por más de treinta años, Dito, como era conocido, estaba radiante de felicidad con su nueva mujer. Al menos públicamente hablando. Los sábados adoraba salir del brazo con El...

Rico y Poderoso – parte 4 – Ojo por Ojo

Publicado por Tarzan Leão
Data da publicação: 18/10/2010

Cuando estaba por completarse el tiempo para que Beth diera a luz, el Dr. Natan, el médico que acompañó a la joven durante todo el prenatal, telefoneó a Dario queriendo hablar con él. “¿Algún problema, doctor? Necesito conversar con usted. Cuando salga de la oficina, pase por el consultorio. No quiero que Beth escuche nuestra conversación”. Al atardecer, poco antes de anochecer, Dario pasó por el consultorio del ...

Rico y Poderoso – parte 3 – La Bella y la Bestia

Publicado por Tarzan Leão
Data da publicação: 08/10/2010

“Bruno, soy yo, Dario. Necesito que vengas urgente a mi casa. Tengo un asunto muy serio para conversar y no puede ser por teléfono”. “¿Qué pasó ahora?” “No puedo adelantarte nada, ya te dije. Deja de hacer lo que estés haciendo y ven corriendo hasta aquí”. “Todo bien, ya voy”, dijo Bruno, percibiendo el tono grave de la voz de Dario. Cuando llegó a la casa de Dario, apenas entró, rápidamente le dijo: ...

Rico y Poderoso – parte 2 – Bonita, sexy y peligrosa

Publicado por Tarzan Leão
Data da publicação: 01/10/2010

Coqueteos, Beth ya recibió muchos. Sin embargo, nunca fue tan directo como el que esta vez, Dario, el patrón de su marido, le dio ese domingo. Aunque se mostró ofendida con esa actitud, ella sabía bien que era sólo de la boca para fuera, pues en su intimidad estaba loca de ganas anales. ¿Qué mujer en la región de Paratiba no desearía ir para la cama con Dario, el rey del frijol? Ella definitivamente no desperdiciaría...

Rico y poderoso

Publicado por Tarzan Leão
Data da publicação: 22/09/2010

  Bastó que Dario pusiera los ojos en aquella mujer que tomaba sol en la orilla de la piscina del Jóquei Clube para que naciera dentro de él el deseo de poseerla. “Quién es aquella mujer de bikini rojo, ¿la conoces?”, le preguntó a Bruno, su contador. “Es Beth, la mujer de Uriel. ¿Me va a decir que no la conocía?” “Bruno, ¿crees que yo sería capaz de olvidar esas curvas? Ni aunque yo viviese cien años...