Português
Tamanho da Letra: [A-] [A+]

SOS Bocaiúva – ¡Salvemos esta estación!

Publicado por Célia de Souza en Arquitectura, Historia, Patrimonio Histórico
data: 03/11/2009

image001

En este reportaje fotográfico presentamos un cuadro provocador, maravilloso y desolador al mismo tiempo. La Estación Ferroviaria de Bocaiúva, en el norte del estado de Minas Gerais, que fue una de las estaciones ferroviarias más bellas del estado, está en un proceso de agonía desesperada. Durante el día, niños aprovechan sus plataformas para andar de bicicleta, pero por la noche es tierra de nadie, según los reclamos de los habitantes del Barrio Pernambuco que piden ayuda a las autoridades. Vamos a enviar copias de este artículo al señor prefecto de Bocaiúva, al IEPHA (Instituto Estadual de Patrimonio Histórico y Artístico de Minas Gerais), al IPHAN (Instituto del Patrimonio Histórico y Artístico Nacional) y también al ministro Patrus Ananias, que es hijo de Bocaiúva.

La estación de Bocaiúva fue inaugurada en 1925. Fue el extremo de la línea por un año hasta la inauguración del trecho que alcanzó Montes Claros en septiembre de 1926. El proyecto de ligación con la Carretera de Fierro Bahia-Minas, que nunca resultó, es lo que justificó la majestuosa estación de Bocaiúva. El nombre de la estación era un homenaje al político Quintino Bocaiúva, por haber logrado la transferencia de la sede de la villa, desde Jequetaí, donde se localizaba, para la villa que entonces servía de estación ferroviaria.

Según se comenta en la ciudad, la empresa Ferrovía Centro Atlántica que se creó a partir de la privatización de la antigua Carretera de Fierro Central de Brasil, que solo utiliza esta línea para transporte de cargas, no admite otro aprovechamiento del inmueble alegando ser inseguro para el tránsito de personas, pues las líneas están activas con el transporte de cargas. No fue lo que pudimos observar,  pues durante el día son los niños que andan en bicicleta por las plataformas los que pueden tener su vida en riesgo, no solo por el tráfico de los trenes, sino también por la amenaza de desmoronamiento de lo que resta de la estructura de los tejados. De noche, quien se siente amenazada es la propia comunidad, pues según sus habitantes, ahí se reúnen todo tipo de infractores de la ley. Las imágenes hablan por sí mismas.

Recordamos la canción  Ponta de Areia de Milton Nascimento:

Ponta de Areia, punto final

De Bahia a Minas, carretera natural

Que ligaba Minas al puerto, al mar

Camino de fierro mandaron a arrancar

Viejo maquinista con su gorra

Recuerda el pueblo alegre que venía a cortejar

María Humareda, no canta más

Para jóvenes, flores, ventanas y patios

En la plaza vacía, un grito, un ahí

Casas olvidadas, viudas en los portales

Compartilhar este Artigo

Leia mais artigos em Arquitectura Historia Patrimonio Histórico

Célia de Souza - Cronista, residente em Belo Horizonte - MG
2 Comentários
  1. Rezende - Ilhéus - BA

    Bela reportagem. Merecedora de cuidados políticos. Que as autoridades se juntem em nome do povo, do municipio, do estado e do BRASIL.

  2. maria waldiney da silva

    O que é que estão esperando as autoridades responsáveis para restaurar este imóvel? Tanto dinheiro jogado fora e a cidade em completa decadência. Simplesmente inaceitável. Por favor tomem uma atitude urgentemente.

Deixe um comentário